15 de abril, 2018.

Una de tantas labores por hacer en Color Tierra, es clarificar nuestra agenda. Cosa nada sencilla, por ser tan amplia, tan general, tan específica, tan particular y tan propia de cada uno de los que la integramos.

En Color Tierra abrazamos la diversidad de visiones; nos une el propósito de una mejora constante individual y colectiva. 

Estamos convencidos de que la creación de espacios de convivencia social, lúdica y de aprendizaje fortalecen nuestra comunidad. 

Organizamos charlas, talleres, tianguis, presentaciones artísticas, proyecciones de películas, fiestas de trabajo; cualquier situación que nos permita cultivar lazos de confianza y generar oportunidades de colaboración y experimentación entre las personas que integramos nuestra comunidad.

Como asociación civil, Color Tierra tiene como objetivo permanente practicar un modo adaptativo de organización, lo que implica desplegar varios atributos en su funcionamiento.

Atributos Adaptativos
Participación y Colaboración Quién elija participar con la organización tiene la posibilidad de hacerlo. Se reparten beneficios de acuerdo al reparto de responsabilidades. Auto – gestión. Quien propone, hace. 
Experimentación Se fomentan proyectos innovadores.  Se aprende haciendo.
Variedad Se desarrollan múltiples problematizaciones. Se desarrollan múltiples soluciones.
Integración de diferentes tipos de conocimiento. Conocimiento tradicional y local. Conocimiento científico. Se establecen mecanismos para adquirir, integrar y compartir conocimiento.
Memoria Social Se utiliza la experiencia pasada con cambios integrados.
Deliberación y toma de decisiones colectiva Búsqueda colectiva de soluciones.
Flexibilidad Se permiten ajustes cuando hay nueva información disponible.
Aprendizaje Mejorar rutinas y prácticas mediante el registro de hechos. Cuestionar supuestos, valores y normas.
Aprendizaje Relacional Confianza, apreciación y consideración.

Quiere decir que su evolución como organización responde a las retroalimentaciones que le ofrecen sus experiencias.

Quienes gestionan la organización documentan las experiencias para cosechar aprendizaje y mejorar sus servicios y procesos permanentemente. 

Se observa y se interactúa. Se piensa en términos de equidad, interacciones energéticamente balanceadas. Lo sano a los ojos de quienes participan. 

Intercambiar puntos de vista, generar acuerdos, diseñar juntos: deliberar ¿qué es lo conveniente? en las condiciones que se observan para implementar estrategias de mutuo beneficio entre organización y usuarios: aprendizaje individual y colectivo.

Se genera una idea, se diseña en forma de estrategia: una serie de acciones a realizar. 

Se implementa y se registra. Así se identifican áreas de oportunidad en el diseño, en la implementación. 

Se ajusta y se repite el proceso con mejora continua. 

Los roles abarcan diversos aspectos de la organización: asambleísta, director de proyectos, gestor de talleres, tallerista, usuario de servicios; cada quien se involucra en los términos que lo decide atendiendo a sus expectativas y las reglas propuestas para ello. 

De ahí el afán de la organización en invertir tiempo y energía en la generación de lineamientos observando los principios de la permacultura, sus experiencias y el marco legal. La intención de Color Tierra es practicar, documentar y compartir su experiencia para que sea replicable y mejorable, por cualquier organización. 

Esto ha requerido un largo camino de aprendizaje que continuará permanentemente. 

La finalidad es generar una práctica democrática, horizontal y equitativa de co-creación de proyectos entre organización y usuarios.

La permacultura ofrece un sistema de diseño enfocado a  facilitar interacciones pensando en el cuidado de la gente, de la comunidad y de un intercambio energético equitativo. 

Ante las condiciones globales que vivimos localmente, la unión de nuestra comunidad aumenta sus capacidades para enfrentar disturbios. 

Las oportunidades de generar nuevas prácticas cotidianas de aprendizaje, comercio, agricultura, uso energético, uso de  agua, ciencia, arte y demás se encuentran en cada presente que compartimos en comunidad. 

Color Tierra crece y se empodera en la medida en que se suman personas que comparten el conocimiento que solo su particular visión provee. 

Queda, y siempre quedará, mucha labor, para los que tenemos el propósito de crear una vida más pacífica, sustentable y equitativa para uno mismo y nuestro colectivo. 

Todos somos necesarios en la co-creación de la estrategia de transformación social dirigida a reducir la escasez y la competencia salvaje que el ambiente global propone. 

Gracias a todos los que deciden invertir tiempo, energía e intención para fortalecer e inspirar a nuestra comunidad.

El coyote